Skip to:

Aspirantado

ssvm

Dentro de los diversos períodos que se distinguen en el proceso formativo de las religiosas, se ubica en el primer lugar, para aquellas que desde su temprana edad manifiestan su deseo de entregarse a Dios, el Aspirantado.

El fin del Aspirantado es ayudar a las adolescentes que manifiestan poseer gérmenes de vocación a que disciernan más fácilmente y puedan responder a su vocación. Y esto posibilita también que, al concluir este período, la candidata "teniendo conciencia clara del llamamiento divino, haya alcanzado una tal madurez espiritual y humana que le permita tomar la decisión de responder a dicho llamamiento con la responsabilidad y la libertad suficientes"[1].

 

 

 

 


[1] Cf. SSVM Constituciones 232.