Skip to:

Acción de gracias de fin de año 2018

Servidoras Acción de gracias de fin de año 2018

 

Roma, 31 de diciembre de 2018

«Recordad el pasado con gratitud, vivid el presente con entusiasmo
y mirad hacia el futuro con confianza»1.

 

 

Muy queridas hermanas,

Dice el beato Dom Columba Marmion que «al echar una mirada retrospectiva, el alma siéntese como abrumada a la vista de las gracias innumerables de que Dios, a manos llenas, la ha colmado”2 y dirigiéndose a Dios exclama: «aunque Vos “no tengáis necesidad de mis bienes» (Sal 15, 2), sin embargo, es justo que os muestre gratitud por vuestra infinita liberalidad para conmigo». Así también el considerar las gracias que la Bondad Infinita de Dios ha derramado sobre nuestra Familia Religiosa hace crecer en nosotras la gratitud y es un gran aliciente de la caridad. Con gran acierto San Bernardo decía que «el corazón se dilata con el amor, al considerar las liberalidades divinas de su Misericordia y prorrumpe de buen grado en alabanza y acción de gracias»3. Quisiera entonces invitarlas a considerar y a valorar con crecida gratitud algunas de las importantes gracias recibidas durante este año.

Con viva alegría el 19 de marzo celebramos el 30mo aniversario de fundación de nuestro Instituto, y en todas nuestras comunidades resonó con gran entusiasmo una verdadera acción de gracias. Este importante aniversario fue trazando muchos de los acontecimientos ocurridos durante el año y nos dió la oportunidad de recordar innumerables beneficios recibidos desde los comienzos de nuestro Instituto, ¡muchos de ellos por la intercesión de nuestro Patrono San José!

Como signos de gratitud, en las diversas jurisdicciones del Instituto se le ofrecieron hermosos regalos (entre ellos nuevas coronas y lirios de oro) y se organizaron numerosas actividades en honor al Justo José. Por nombrar solo algunas de ellas, las hermanas de la Provincia “Nuestra Señora Aparecida”dedicaron al Santo Patriarca todo un ciclo de actividades que culminó con una obra de teatro sobre su vida; en la Provincia “Inmaculada Concepción” se organizó el concierto “Ite ad Ioseph”; y en la Provincia “Nuestra Señora de Luján” se colocaron placas en el primer Altar, en el primer Sagrario y en la primera casa del Instituto, obtenida por mediación del Santo Patrono y puesta bajo su protección.

Nuevas gracias han sido añadidas a la reedición del libro San José y las Servidoras, pero mucho queda aún por contar. Este año, por ejemplo, el mismo día de su fiesta las hermanas de la Casa Provincial de Madrid obtuvieron el convento que necesitaban y en Argentina llegaron a ser 30 las novicias, pedidas especialmente por su intercesión. Y como éstas, han sido muchas las nuevas gracias recibidas en las que San José se ha hecho particularmente presente.

A continuación, quisiera detenerme a mencionar algunos importantes beneficios recibidos durante este año, que son causa de una gran alegría para todo el Instituto e invitarlas a tenerlos presentes en su acción de gracias.

Durante el 2018 hemos abierto diez nuevas fundaciones:

  1. En Hinschu (Taiwán), la Comunidad contemplativa “Nuestra Señora de Sheshan”. Se trata del primer monasterio de la Provincia de Extremo Oriente y tiene como intención particular rezar para que el pueblo chino conozca a Nuestro Señor Jesucristo y a su Santísima Madre la Virgen María y por todos los fieles laicos de Asia.
  2. En Alcoy (Valencia, España), la Comunidad contemplativa “San Juan de Ribera”, cuya intención es rezar por la Educación católica en todos los niveles. Este Monasterio se encuentra en el lugar de un milagro eucarístico ocurrido en 1568 y las hermanas han colaborado con la reapertura de la Adoración permanente que ya cuenta con más de 270 adoradores.
  3. En Villa Mercedes (San Luis, Argentina), la Comunidad “Beata María Antonieta de Paz y Figueroa”, que tiene como apostolado la atención en el Colegio “Isabel la Católica” quenuestro Instituto ha iniciado en esta ciudad.
  4. En la Isla Isabela (Islas Galápagos, Ecuador), la Comunidad “Estrella del Mar”, cuyo apostolado principal es la asistencia en el Colegio católico de esta isla.
  5. En Mankato (Minnesota, Estados Unidos), la Comunidad “Saint Theodore Guerin”, que colabora en la parroquia “San Pedro y San Pablo” atendida por los padres de nuestra Familia Religiosa y en el Seminario Menor del IVE "San José Sánchez Del Rio".
  6. En Ibiza (España), la Comunidad “Beato Francisco Palau Y Quer”, para la asistencia en la Casa sacerdotal de la Diócesis y en la parroquia “San Salvador de la marina”, atendida por los sacerdotes del Verbo Encarnado.
  7. En Almada (Portugal), la Comunidad “Nuestra Señora de Fátima”, que realiza su apostolado en la parroquia “Santiago Apóstol”. Se trata además de la primera fundación de nuestro Instituto en este país.
  8. En Tinos (Grecia), la Comunidad “Virgen Panagia Vryssiotissa”. Las hermanas se dedican al apostolado en el Santuario mariano de la Isla y colaboran en la parroquia a cargo de sacerdotes del Instituto del Verbo Encarnado. Esta es la única comunidad de religiosas de toda la Diócesis y la única comunidad de nuestro Instituto en Grecia.
  9. En Orvieto (Italia), la Comunidad “Nuestra Señora del Santísimo Sacramento”. Su apostolado principal es la promoción de la devoción eucarística en el Duomo de Orvieto. Esta Catedral custodia uno de los milagros eucarísticos más importantes de la historia de la Iglesia. Se trata del milagro de Bolsena, que motivó al Papa Urbano IV a proclamar con la Bula Transiturus de mundo del 11 de agosto de 1264, la Fiesta universal del Corpus Domini. Ademáspor tres años (1262-1265) la ciudad de Orvieto fue residencia de Santo Tomás de Aquino. Es aquí donde por encargo del Santo Padre compone el Oficio para la Solemnidad del Corpus Domini, que es el que se utiliza hasta nuestros días. Nuestra clara intención de seguir las enseñanzas de Santo Tomás de Aquino y nuestra devoción eucarística son algunas de las razones que motivaron a Mons. Benedetto Tuzia (obispo de la Diócesis Orvieto-Todi) a invitarnos a colaborar en este importante apostolado.
  10. En Thurmont (Maryland, USA), la Comunidad “Nuestra Señora de Lourdes”, que colabora con los sacerdotes de nuestra Familia Religiosa en la atención de los peregrinos del Santuario Nacional de Nuestra Señora de Lourdes, ubicado en el Campus de la Universidad Mount Saint Mary´s. Hermanas de esta comunidad colaboran a su vez con el Proyecto Fabro.

Además, en Guayaquil (Ecuador) se reabrió la Comunidad “Santa Narcisa de Jesús” para la colaboración en el apostolado de la parroquia “San Luis Rey” y en la parroquia y escuela “San Padre Pio”, ambos a cargo de los sacerdotes del Instituto del Verbo Encarnado.

Abrir nuevas comunidades es una gracia inmensa, y también lo es el perseverar en las misiones encomendadas. Por ello de modo particular las invito a agradecer los importantes aniversarios celebrados en nuestras misiones. El Aspirantado “Beata Laura Vicuña” - el primero de nuestroInstituto - celebró el 25vo aniversario de fundación, actualmente son 122 las hermanas que se formaron en este Aspirantado. El Monasterio “Santa Edith Stein” (Brooklyn, USA) celebró su 20mo aniversario.

Además, han celebrado el 15vo aniversario de fundación las comunidades:

  • “Sierva de Dios María de Jesús León Delgado” (Tenerife, España)
  • “Santa María Salomé” (Jordania), primera fundación del Instituto en este país.
  • “Beata Sor María Ludovica de Angelis” (La Plata, Argentina)
  • “Santa Damaris” (Bridgeport, USA)
  • “Santos Mártires Chinos” (Puxin, Taoyuan,Taiwán)

Y el 10mo aniversario de fundación las comunidades:

  • “Beata María Patrocinio de San José” (Vic, Barcelona), primera misión en España peninsular.
  • “Beata Lindalva Justo de Oliveira”, Hogarcito en San Pablo, Brasil.
  • “Nuestra Señora de Sheshan” (Yuanlong, Hong Kong).
  • “Santa María Magdalena” (Le Cannet des Maures, Francia), primera comunidad de nuestro Instituto en este país.
  • “Sierva de Dios María Lourdes del Santísimo Sacramento” (Venado Tuerto, Santa Fe, Argentina).
  • “Maria Puerta de la Aurora” (Pumpėnai, Lituania), primera comunidad en “la tierra de las Cruces”.
  • “Our Lady of Knock” (Bunclody, Irlanda), primera comunidad de nuestro Instituto en este país.
  • Comunidad “Santa Tabita” (Yafo, Tel Aviv, Israel).
  • Comunidad “Santa Tecla” (Alepo, Siria), primera comunidad de nuestro Instituto en este país.

Otro motivo que nos llena de gratitud son las vocaciones recibidas durante este año. Los días previos a la Solemnidad de San José rezamos en todos nuestros conventos una Treintena pidiéndole esta gracia y a su particular intercesión queremos agradecer los 1814 nuevos miembros recibidos, entre los que se encuentran las primeras jóvenes de India y Uruguay. Agradecemos también las vocaciones a la vida contemplativa: 35 hermanas han ingresado al Monasterio y comenzado, juntoa 3 hermanas contemplativas provenientes de otros Monasterios, el año de Formación Monástica en Tuscania (Italia). A su vez, el Noviciado Monástico “Santa Gemma Galgani” cuenta con 5 novicias.

Durante una de mis visitas canónicas, una maestra de novicias me contaba que ella distinguía en cada una de las historias de vocación uno o más elementos no negociables de nuestro carisma por el que las jóvenes se veían particularmente atraídas a nuestra Familia Religiosa. La digna celebración y la participación de la Santa Misa, la devoción a la Santísima Virgen, la espiritualidad seria (buscada por muchas a través de los ejercicios ignacianos), la fuerte vida comunitaria y el ambiente de alegría, las misiones emblemáticas y difíciles - a donde sólo se puede llegar abrazando la Cruz de Cristo -, por mencionar sólo algunos, fueron los elementos que las ayudaron a discernir que Dios las llamaba a vivir su consagración en la Familia Religiosa del Verbo Encarnado. San Juan Pablo Magno decía que «una vocación religiosa es un don, libremente dado y libremente aceptado. Es una profunda expresión del amor de Dios hacia vosotros, que requiere, de vuestra parte, un amor total hacia Cristo»5. Dios llama a quien quiere y como quiere y una forma veraz de mostrar nuestro agradecimiento por este don gratuito es el vivir con creciente fidelidad a nuestro carisma y a aquellos elementos que están unidos a él y que de alguna manera marcan nuestra espiritualidad e identidad religiosa, pues esto es lo que Él quiere que vivamos y lo que realmente da frutos.

Con el rezo de la Treintena a San José, además del aumento de las vocaciones le pedimos también la gracia de la perseverancia de todas nuestras hermanas. Agradecemos particularmente la celebración del 25° aniversario de los primeros votos religiosos de 22 hermanas6 y los votos perpetuos profesados por 35 hermanas (entre ellas la Hna. Boni Remedii, primera vocación de Nueva Zelanda, hoy misionera en Papúa Nueva Guinea). Además, durante este año las primeras vocaciones de Sudán, Papúa Nueva Guinea han realizado sus primeros votos.

Hemos conmemorado también el 20aniversario de la profesión de votos de María Fix7, volviendo a recordar su vida y sus virtudes. La firmeza de su fe durante los sufrimientos padecidos en el campo de concentración, la caridad con la que animaba a los demás a permanecer fieles a Jesucristo, a pesar de todas las dificultades y peligros del tiempo de la clandestinidad y la fidelidad de su entrega a Dios hasta el final de sus días son un gran modelo de virtudes y de perseverancia para todas nosotras.

Continuando con nuestra acción de gracias, no podemos dejar de agradecer los apostolados que se llevan a cabo en todas nuestras misiones y que por gracia de Dios aumentan en número y diversidad. Se organizaron, por ejemplo, más actividades a favor de la vida en Filipinas, Holanda, Argentina, por mencionar solo algunas misiones y se inauguraron las nuevas casas construidas para los hogares de discapacitados en Brasil y en Ecuador.

En varios países se ha comenzado con mucho fruto el grupo Voces del Verbo: jóvenes que buscan vivir su fe con un fuerte compromiso por la verdad y que quieren llevar el Evangelio a cada uno de los ámbitos de la cultura. Por gracia de Dios, este apostolado realizado en conjunto con los miembros del Instituto del Verbo Encarnado está creciendo y ya está dando mucho fruto.

Este año quisiera resaltar de modo especial el cualificado apostolado de la predicación de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio. Enseñan nuestras Constituciones que «en su dimensiónespiritual el Instituto habrá de encarar la evangelización de la cultura a través de la santificación de las personas individuales. Ello se hará, preferentemente, por la ayuda de Ejercicios Espirituales según el método y espíritu de San Ignacio de Loyola»8. Hasta la fecha más de 26 hermanas han predicado tandas enteras de ejercicios, 58 han ayudado con algunos puntos y numerosas hermanas han colaborado de diversas maneras a promover este valioso instrumento de santificación. Sabemos que implica tiempo y generosidad y en esto debemos seguir los ejemplos de entrega y de celo por las almas que nos dan los sacerdotes del Verbo Encarnado. Las animo entonces a disponernos generosamente a colaborar en todo lo que esté de nuestra parte para “prolongar al Verbo”9 en las almas mediante los santos Ejercicios.

Es también una gracia el apostolado que se ha podido hacer con los Nazarenos Perseguidos. Este movimiento espiritual surgió en Buenos Aires (Argentina) a raíz de los testimonios de nuestros misioneros sobre la persecución de los cristianos en Siria y en Irak, especialmente luego de las conferencias de la Hna. María de Guadalupe. Es alentador constatar los frutos espirituales que los ejemplos de estos mártires y confesores de la fe suscitan en tantas personas en occidente: niños, jóvenes y adultos, laicos y consagrados; gente alejada de la fe que vuelve a ella y cristianos comprometidos que se sienten interpelados para ser santos. Hoy son más de 20.000 los miembros de este movimiento en todo el mundo, unidos por el mismo amor a los cristianos perseguidos, con el mismo deseo de difundir la verdad, de empeñarse en practicar la caridad para contrarrestar tanto odio y vivir con radicalidad el Evangelio a semejanza de nuestros hermanos mártires en Medio Oriente.

Otro importante apostolado ha sido el voluntariado que tanto jóvenes como adultos realizan en diversas misiones del Instituto. Sólo hasta septiembre de este año hemos recibido 775 voluntarios en 17 países distintos. De manera especial, son las obras de misericordia a cargo de nuestra Familia Religiosa las que reciben los voluntarios, realizando un gran bien a las almas de los jóvenes y adultos que se acercan a servir.

Motivo de particular agradecimiento es el apostolado iniciado por miembros de la Tercera Orden con el Proyecto 40 horas. Hasta la fecha hay 1400 mujeres inscriptas10 que se unen en oración pidiendo por el aumento y la perseverancia de las vocaciones para nuestra Familia Religiosa y para toda la Iglesia. Éste debe ser también nuestro apostolado ayudándolo a crecer y agradeciendo su valioso aporte ¡pues cuántas gracias nos llegan por medio de la oración escondida de tantas mujeres!

Agradecemos también el trabajo que realizan las hermanas en el Proyecto Cultural Cornelio Fabro y los avances realizados gracias a la constante dedicación de todos sus miembros. Este año además hemos podido destinar algunas hermanas para la colaboración, en conjunto con los Padres del IVE, en el nuevo proyecto del Centro de Altos Estudios “San Bruno, obispo de Segni”, que tiene como fin el estudio científico del pensamiento de Santo Tomás de Aquino.

Y en relación con los apostolados, quisiera remarcar los abundantes frutos espirituales - claramente perceptibles - de aquellas misiones en donde la unidad de la Familia Religiosa es mayor y donde se trabaja con gran sacrificio por la salvación de las almas. Por naturaleza, «en nombre de Cristo queremos constituir una familia religiosa en la que sus miembros estén dispuestos a vivir, con toda radicalidad las exigencias de la Encarnación y de la Cruz, del Sermón de la Montaña y de la Última Cena. Donde se puedan vivir los anonadamientos de Nazaret y del Calvario, donde se entre en las confidencias del Tabor y de Getsemaní. Donde se experimente la paternidad del Padre, la hermandad del Hijo y la inhabitación del Espíritu Santo, amándonos de tal manera los unos a los otros por ser hijos del mismo Padre, hermanos del mismo Hijo y templos del mismo Espíritu Santo, que formemos un solo corazón y una sola alma (Act 4,32) »11. Y Dios nos ha mostrado que bendice sin límites cuando se vive con fidelidad nuestra vocación a ser miembros de la Familia Religiosa del Verbo Encarnado. La asistencia espiritual que recibimos de nuestros sacerdotes, los sacrificios que realizan por nuestro bien y su disponibilidad para ayudarnos en nuestras necesidades son fuente de una profunda gratitud que nos debe motivar a ser generosas y prontas a ayudar en lo que esté de nuestra parte.

Continuando con la acción de gracias, quisiera también mencionar el primer curso intensivo de Canto Gregoriano que se llevó a cabo en la Casa de Formación Monástica de Tuscania. Fue dictadopor el profesor Dr. Christian Alejandro Almada, organista titular de la Basílica San Pablo extra-Muros, encargado del Oficio Litúrgico de la Abadía y maestro de canto gregoriano de los monjes benedictinos. El curso, que por gracia de Dios ha dado mucho fruto, contó con la participación de 60 hermanas provenientes de distintos Monasterios y misiones de Italia, Holanda, España y Luxemburgo.

Y al finalizar este año no podemos dejar de mencionar la particular gracia concedida de tener una intercesora más en el Cielo: Elizabeth Guardo Silva, admitida el 6 de octubre como postulante contemplativa en el Monasterio “Santa Teresa de los Andes” (San Rafael, Argentina). Ese día rezaba con gran devoción: «me entrego a Jesús, mi Esposo, para tratar solo de amores con Él y ser fecunda madre de almas por la fe, la esperanza y la caridad haciendo de mi vida hostia entera para Dios y una prolongación silenciosa del misterio del Verbo Encarnado»12. El 25 de ese mismo mes partió a la Casa del Padre, siendo la primera postulante del Instituto en llegar al Cielo. Desde allí Elizabeth ruega a Dios por todos nosotros y a ella le pedimos que nos ayude a ser fieles al camino trazado para nuestra santificación.

Para finalizar, quisiera recordar la ofrenda bajo voto realizada a la Virgen Purísima de Luján, en la que junto a los miembros del Instituto del Verbo Encarnado hemos prometido a nuestra Patrona un Santuario en su honor en Tayikistán, y de nuestra parte, hemos ofrecido además fundar una Comunidad contemplativa en este mismo país.

Hemos nacido bajo el manto de María y «tenemos que aprender a vernos encerrados con Cristo en el seno de esta Virgen Madre. Allí en el momento de encarnarse, en Él quedamos incluidos: Cristo asume, moralmente, la carne de todos. En el seno de María tomó Él físicamente su carne y moralmente la carne de todos nosotros, de tal modo, que fuimos concebidos en el seno purísimo de María y por eso es nuestra verdadera y propia Madre espiritual: Hemos nacido del seno de la Virgen, al modo de un cuerpo unido a su cabeza»13.

A su maternal solicitud encomendamos todos los frutos de este año, y con gran confianza le ofrecemos el que ahora comienza.

¡Les deseo a todas un muy feliz y santo año nuevo!

En Cristo y Maria Santísima,

M. María Corredentora Rodriguez

SUPERIORA GENERAL


 

1  JUAN PABLO II, Novo Millenio Ineunte

2  DOM COLUMBA MARMION, Jesucristo vida del alma, Cap. XIII, 4

3  SAN BERNARDO, Sermones, 56, III, 7

4  42 postulantes y las 139 novicias. Hay además 73 aspirantes.

5  JUAN PABLO II, «Discurso a los seminaristas y candidatos a la vida religiosa», L´Osservatore Romano 40 (1987) 717.

6  En este grupo se encuentra la Hna. †Maria Inés de Jesús Fariña.

7  María Vsiex Sviatij Fix, María de Todos los santos, en ruso.

8  Constituciones del Instituto Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará, 171

9  Ib, 16

10 La gran mayoría de ellas se anota para realizar al menos un turno de oración cada mes.

11 Constituciones SSVM, 20.

12 Oración de ingreso al Monasterio.

13 Directorio de Espiritualidad, 79.